Huila, pendiente de decisiones a partir de Audiencia Pública por El Quimbo

883

 

 Al finalizar la Audiencia, quedaron de nuevo en evidencia las muy graves consecuencias que han dejado la construcción y operación de la hidroeléctrica.

 

Con una participación ciudadana sin precedentes y la expectativa puesta en las decisiones que se adopten, finalizó en Garzón la Audiencia Pública Ambiental convocada para escuchar los planteamientos de casi mil personas en torno a los impactos provocados por la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo.

“Fue muy buena la participación de toda la comunidad. Es una de las audiencias en las que más participación hemos tenido”, subrayó la directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, Claudia Victoria González Hernández.

“Ahora, todos los documentos técnicos serán revisados, y a partir del análisis que estamos realizando desde septiembre pasado, tomaremos las medidas a que haya lugar”, indicó.

 

Participación

En forma unánime, voces de campesinos, pescadores y jornaleros, entre otros muchos productores del agro del centro y occidente del Huila, en la zona de influencia directa de El Quimbo, se sumaron a documentadas exposiciones de rigurosos estudios científicos e informes de instituciones sobre las consecuencias del megaproyecto, en operación desde el año pasado.

Con la Audiencia se logró consolidar en un único escenario todas las denuncias, quejas e informes que a lo largo de varios años se han venido reportando en torno a los problemas que causó el proyecto, con presencia de la compañía Emgesa y de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, responsable del otorgamiento de la licencia que permitió construir El Quimbo.

Las quejas incluyeron problemas como la exclusión de afectados de la lista oficial que levantó Emgesa, la pérdida de ecosistemas y alteraciones en las poblaciones y hábitos de especies de fauna y flora, y daños irreversibles en la vida de comunidades enteras y deterioro en la productividad –campesinos sacados de sus tierras productivas que fueron inundadas, luego reubicados de manera inadecuada en sitios sin agua y afectando aún el ordenamiento de los municipios-.

También, la pérdida aún no compensada de obras viales y de infraestructura, así como de construcciones patrimoniales y por destrucción de zonas arqueológicas, entre muchas otras dificultades.

Incluso, los distritos de riego y adecuación de tierras no han avanzado u operan con problemas, y hasta la Diócesis de Garzón puso de nuevo su “grito en el cielo” por cuenta, como indicó el presidente de la Comisión de Arte Sacro, sacerdote William Fernando Flórez, por la destrucción de tres templos que no han sido terminados y las obras en marcha presentan graves fallas aún antes de su entrega.

El gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, destacó, de su parte, el carácter de diálogo y de participación ciudadana de la Audiencia, que se desarrolló entre viernes y sábado en Garzón.

 

Respuestas

Solo hasta finales de enero o comienzos de febrero de 2017 será posible conocer la decisión que adopte la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, dijo su directora Claudia Victoria González Hernández.

“Ahora, todos los documentos técnicos serán revisados, y a partir del análisis que estamos realizando desde septiembre pasado, tomaremos las medidas a que haya lugar”, indicó.