Gestión del Riesgo del Huila hizo nuevas recomendaciones por aumento de lluvias

88

En lo que va corrido de la segunda temporada de lluvias, han resultado damnificadas 67 familias, y 65 viviendas, dos alcantarillados y una institución educativa han sido afectados.

La Oficina de Gestión del Riesgo reiteró a la comunidad adoptar medidas de prevención, incluido el conocimiento del plan de contingencia de cada municipio, estar pendiente de ríos y quebradas por el aumento de caudal y hacer limpieza de alcantarillados y canales en las viviendas.

La Oficina para la Gestión del Riesgo del Riesgo de Desastres del Huila -OGRDH-, hizo un nuevo llamado a las autoridades y comunidad a tomar medidas de prevención ante el aumento de precipitaciones en esta segunda temporada de lluvias.

En lo que va de esta temporada que dio inicio a mediados de septiembre, han resultado damnificados 67 familias, equivalentes a 111 personas, y 65 viviendas averiadas, cinco vías, dos alcantarillados y centros educativos afectados.

“Hasta el momento solo tenemos daños materiales; no reportamos daño en la integridad física de las personas”, indicó Isabel Hernández Ávila, coordinadora de la OGRDH.

Lluvias en Teruel y San Agustín

Las fuertes precipitaciones de la noche anterior provocaron en el municipio de Teruel el colapso del encerramiento del colegio Misael Pastrana Borrero, sede Jaime Lozada, sin reporte de personas lesionadas.

De igual forma, en el municipio de San Agustín se entregó un nuevo consolidado de afectaciones por lluvias del pasado 9 de octubre, en el que el número de viviendas destechadas aumentó a 23.

Recomendaciones

Dentro de las recomendaciones para las autoridades está la activación de los planes de gestión del riesgo, planes de contingencia y emergencia y protocolos de respuesta.

Así mismo, las recomendaciones para la comunidad son ajustar, cambiar o limpiar sistemas de alcantarillados, drenajes, canales de conducción de aguas lluvias, monitorear caudales de ríos y quebradas, acelerar la ejecución de obras civiles por parte de las autoridades correspondientes para el control de inundaciones y deslizamientos, y hacer mantenimiento de puentes y vías.

La comunidad también debe estar preparada. Lo principal es que tenga establecido entre su familia y vecinos la señal de alarma por evacuación, identificar un lugar seguro donde evacuar en caso de una eventualidad, y mantener listo un kit de emergencia con agua potable, una maleta con ropa, radio, linterna, pilas, botiquín de primeros auxilios y una cuerda.

Finalmente, la comunidad debe conocer los planes de contingencia y protocolos de respuesta a emergencias, establecidos por los consejos municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres de su localidad.