Exitoso rescate de órganos para trasplante

69

La participación interinstitucional fue determinante para lograr el traslado oportuno y entrega de un hígado y dos riñones con fines de trasplante.
Por primera vez en el departamento del Huila se realizó el rescate de un hígado con fines de trasplante, al obtener respuesta positiva a la donación por parte de los familiares de una persona que falleció en Pitalito.

En una labor de emergencia se logró la exitosa extracción del hígado y dos riñones, procedimiento que se logró gracias al apoyo de varias instituciones.

Gloria Esperanza Araújo, secretaria de Salud del Huila, indicó que para el rescate del hígado fue indispensable la participación de una IPS trasplantadora que opera en Bogotá, el apoyo del Instituto Nacional de Salud y la Aeronáutica Civil, y la Coordinación Regional No. 6 de la Red de Donación y Trasplantes.

Así mismo, fue requerida la rápida acción del personal médico y sanitario del Hospital Universitario San Antonio, de Pitalito, donde fueron donados los órganos, y el Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo de Neiva, donde esperaban los pacientes beneficiarios.

El rescate y trasplante más común en el departamento ha sido el de riñón, procedimiento que ha venido realizando el Hospital Universitario de Neiva, beneficiando a las personas que se encuentran en lista de espera.

El rescate de otros órganos, como el hígado o el corazón, es de alta complejidad, ya que requiere una completa logística para su traslado y el tiempo de viabilidad de mantenimiento de los órganos aptos para el trasplante es muy corto.

Donar órganos, un regalo de vida

En nombre de los trasplantados, la Secretaría de Salud Departamental del Huila, que vela permanentemente por la transparencia del proceso, agradece a la familia del donante el gran acto de bondad que hoy permite a los receptores tener la oportunidad de mejorar su calidad de vida.

Donación de órganos en el Huila

La negativa familiar a la donación, incluyendo la oposición a la aplicación de la presunción legal de la donación, a junio de 2018, está en 50%; indicador que se considera elevado si se compara con ciudades como Medellín, donde la negativa a la donación fluctúa entre el 15 y 20%.

La Secretaría de Salud Departamental hace un llamado a la reflexión sobre la donación después del fallecimiento de una persona por causa cardiorrespiratoria o muerte encefálica, cuando es posible decidir la donación de órganos con fines de trasplante.

“Como seres humanos debemos considerar las posibilidades de vida. Hoy podemos donar o estar del lado de quienes necesitan un órgano o tejido como última esperanza para salvar su vida o mejorarla”, afirmó la Secretaria de Salud.

La cultura solidaria de la donación de componentes anatómicos permite solucionar y mitigar los problemas de salud a un gran porcentaje de los pacientes que hoy se encuentran en lista de espera para trasplante.