Salud capacita personal médico para optimizar atención de emergencias obstétrica

365

Para disminuir la mortalidad materna y perinatal, la Secretaría de Salud Departamental adelanta jornadas de capacitación en identificación de alertas tempranas.

Profesionales de la salud vinculados a la Empresa Social del Estado Carmen Emilia Ospina de Neiva, participaron en la socialización de los protocolos para la atención de los sangrados e infecciones que afectan a las mujeres embarazadas.

Los casos de inestabilidad en la presión arterial, las infecciones y los sangrados, ocasionan el 80% de las muertes maternas en todo el mundo.

“Identificar oportunamente los signos asociados a estas situaciones de alerta, nos permitirán intervenir y tomar decisiones acertadas para mantener a salvo a la madre y el futuro bebé”, afirmó Célico Guzmán Losada, ginecólogo y obstetra, profesional de apoyo de la Secretaría de Salud Departamental.

Prevenir la hipertensión en el embarazo

Una hipertensión crónica antes de la concepción puede originar aumento de la misma luego de las 20 semanas de embarazo; por tanto, es necesario que la mujer conozca cuáles son sus cifras normales de tensión.

En un óptimo estado de salud la tensión arterial en estado normal es de 120/80, y se considera hipertensión cuando las cifras de tensión arterial son iguales o superiores a 140/90.

La hipertensión arterial en la etapa del embarazo se puede prevenir reduciendo el consumo de sal, de grasas de origen animal, evitar el consumo de alcohol y tabaco, y adoptando hábitos saludables de actividad física y alimentación adecuada.

Del cuidado de la madre también depende el feliz término del embarazo y el parto, por lo que “el control prenatal y la valoración médica en caso de presentarse signos de alarma es determinante para evitar un fallecimiento”, agregó Guzmán Losada.